2013 / April 2013 / Employee of the month / Interpretation

My first time… as an interpreter / Mi primera vez… como intérprete

[Versión en español más abajo.]

Last Monday I had my first experience as a real interpreter, outside the safe walls of the booth at my University, back in Madrid. Actually, I went literally out of the box, as it was a relaxed and informal interpretation, at a house.

But this is all I knew. I suffered the disinformation people always complain about on blogs and forums: I spent the weekend studying vocabulary on ‘Social Services’ as this is all the information I got about the job. Well, I am lying. On Sunday they told me, after asking, that all they knew was that it was related to a deaf kid. So I tried to look up more vocabulary on that subject, though I had little time, and even less because I worked until 8 pm.

So here I am, Monday morning, all dressed up and with a printed glossary and a couple more downloaded on my cell phone to keep reviewing on my travel across London. I’ve never been as nervous as in that hour.

At the end, it all ended really well, with me not so nervous, doing well and, the best of all, helping the family. But this was all thanks to the fabulous women I was working with, as they were nice the whole time and, even if they haven’t worked with a consecutive interpreter before, they used short sentences and talked and a good pace. And no jargon. And one of them being a teacher for the deaf helped a lot with all her hand gestures. And I fell in love again with Sign Language and wanted me to save money to start taking lessons, as I always want every year.

Positive thinking: Now I know that for next time I really need to talk with the people beforehand, to let them know how a consecutive interpretation works, because I’m not quite sure I’m going to be that lucky. Because maybe they ‘are used to have someone talking at the same time’ as them, as the two women told me after the interview, or maybe they don’t even know what a interpreter is, thinking of him/her as a button they can turn on and off on their little magic box with earphones.

And hopefully this glossaries and over-study will help me.

But I am sure I will get stage fright. I am that nervous. And a rookie, after all.

So, as for tips for your first time:

1.      Don’t be afraid to ask. Ask everything, as not to be left in limbo.

2.      If after all your questions, you are still in limbo, think that is better to be over-prepared than lacking some information or knowledge and give a bad service and, therefore, a bad image of yourself as a professional.

3.      Double-check the venue, transports, any event that may disrupt your travel.

4.      Go out with more time than suggested, just in case something goes wrong. It’s better to be half an hour early than five minutes late.

5.      Talk with the people involved beforehand: explain them how are you going to work, ask if they want to suggest anything or if they need anything special. Of course, let them know what ‘special needs’ you have: short sentences and a suitable pace.

6.      Don’t be afraid of letting them know when they’ve been talking for too long and you need them to stop as to do your interpretation. They will appreciate it if you get to deliver their message right.

2013-04-15 10.17.50

Everything ready for my first interpretation. / Con todo listo para mi primera vez.

[English version above.]

El lunes pasado tuve mi primera experiencia como intérprete profesional, más allá de la seguridad que me daba las paredes de la cabina de la universidad, en Madrid. Aunque la verdad es que no tuve ni cabina, pues fue una entrevista informal en una casa. Muy relajado todo.

Y la verdad es que ésta fue prácticamente toda la información que tenía sobre el trabajo: era en una casa y era sobre ‘Servicios Sociales’, por lo que me pasé el fin de semana estudiando vocabulario sobre este tema tan amplio. Bueno, miento: el domingo, tras haber preguntado por algo más específico, me dijeron que tenía que ver con un niño sordo. Así que ahí estaba yo, buscando información y vocabulario en mi móvil a la hora de la comida el domingo, pues trabajaba hasta las ocho de la tarde. Sufrí lo que he leído tantas veces en blogs y foros: desinformación e interrogantes por todos lados.

Así que el lunes salí con tiempo, mucho tiempo, de casa, bien vestidita y con mi glosario en papel, dos glosarios más en el móvil y dispuesta a repasar y a empaparme de vocabulario en lo que durase mi viaje a través de Londres. Nunca había estado tan nerviosa.

Al final todo salió bien, tranquila y haciéndolo bien, sin problemas. Y lo más importante: serví de ayuda a la familia del niño. Pero no podría haberlo hecho sin las maravillosas mujeres con las que trabajé. Fueron muy amables todo el rato, usando frases cortas y a una velocidad decente (aunque nunca habían trabajado con una intérprete consecutiva). Y sin tecnicismos. El hecho de que una de ellas fuera profesora para niños sordos también me ayudó mucho, con los gestos que hacía con las manos. Y me volví a enamorar de la lengua de signos, y volví a apuntar en mi lista mental “ahorrar para poder dar clases”, como cada año.

Mirándolo por el lado bueno, ahora ya sé que la próxima vez  tengo que hablar con la gente antes de empezar, para explicarles cómo funciona la interpretación consecutiva, porque no creo que tenga tanta suerte como en ésta. Quizás estén acostumbrados ‘a que alguien hable a la vez’ que ellos, como me dijeron las dos mujeres tras la entrevista, o quizás ni siquiera sepan lo que es una intérprete, imaginándoselo simplemente como uno de los botones de sus cajitas mágicas con cascos.

Y con suerte los glosarios me servirán.

Pero seguiré teniendo “miedo escénico” antes del trabajo. Soy así de nerviosa. Y una novata, al fin y al cabo.

Para terminar, algunos consejillos para esa primera vez:

1.      No tengas miedo y pregunta. Pregunta todo. Así no estarás en un limbo y sin información.

2.      Si a pesar de tus preguntas, aún te falta información, piensa que siempre es mejor estar preparada de más a que te falte algún término o alguna información relativa al tema. Esto te haría realizar un mal trabajo y, por tanto, dar una mala imagen de ti como profesional.

3.      Comprueba la dirección varias veces, así como el transporte, si hay algo que afecte a tu viaje, etcétera.

4.      Sal con más tiempo del que te dicen que va a durar el viaje, por si las moscas. Podría pasar cualquier cosa, y siempre es mejor llegar media hora antes que cinco minutos tarde.

5.      Habla con las personas con las que vas a trabajar antes de empezar: explícales cómo trabajas, pregúntales si tienen alguna sugerencia o si necesitan algo en especial. Y, por supuesto, háblales de tus ‘necesidades’: frases cortas y una velocidad decente.

6.      No tengas miedo y avísales cuando han estado hablando mucho tiempo seguido y necesitas pararles para realizar tu interpretación. Lo sabrán apreciar si transmites bien su discurso.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s